Scroll to top
© 2018, Antonella Franchesqui Powered by EL Lab

«El Silencio de la Semilla»

No te oí caer
del árbol a la madre tierra.
No te oí gritar
ni llorar en tu humilde llegada.
No te oí suspirar
mientras crecías en silencio.
No oí un porqué,
porque Dios hizo de tí lo que eres.
Y aún así tu silencio habla
de confianza, fuerza
y determinación mientras
te abres paso a través de la tierra hacia la luz.

Harry Alfred Wigget

Related posts

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *