Scroll to top
© 2018, Antonella Franchesqui Powered by EL Lab
Desde que nació mi hijo Javier y decidí junto a mi esposo ser mamá a tiempo completo, me he dedicado a leer muchísimo acerca de la crianza con apego, el cangureo, así como las opciones que tenía aparte de lo que ya conocía con el nacimiento de mi primer hijo cuando tenía 19 años. Para Javi me preparé de una manera muy esotérica… Quería conectarme conmigo misma y sanar las heridas del nacimiento de nacho, que fue algo atropellado… Mi pobre nacho… Aprovecho para decirte cuanto te amo.
De este curso de hipnoparto aprendí que tengo derechos como madre en labor y mi bebé también; aprendí a entrar en contacto conmigo misma y vivir la experiencia de traer una nueva vida al mundo llena de amor… La cosa es que me he vuelto activista de este tema… Siempre que pienso en la gran diferencia que marcarían en nuestro mundo los nacimientos… Los inicios!! Inicios diferentes, no mecanizados, si no llenos de amor… Si amor!! Paz, tranquilidad… Y siguiendo esa sed de conocimiento se me ocurrió ver un video que me tiene muy choqueada… Siento nauseas de pensar que esa mujer pude ser yo… Seguro así me veía… Y el bebé… Ese pequeñito que necesita tanto… También seguramente así se veía nacho… Amo a mia hijos con toda mi alma y hoy pienso en la ignorancia que rodea los nacimientos, donde como mujeres entregamos el poder a los médicos de decidir por nosotros y sobre nuestros instintos de amor, de abrazar al recien nacido… De amarlo!!! Dios… Siento ganas de llorar de acordarme…
Bueno este fue mi desahogo… No pongo ni el video ni su nombre porque a pesar de las buenas inteniones es MUY chocante…

Related posts

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *