Scroll to top
© 2018, Antonella Franchesqui Powered by EL Lab
¿Te gustaría saber cómo iniciar el desapego en una relación enfermiza? Te lo cuento en ésta entrada.
Me gusta utilizar mi historia personal como una forma de ayudar a crecer a los demás. Ya no desde un lugar en el mundo en el que me creo dueña de la verdad, si no como una humilde servidora que reconoce que a través de su vida puede hacer la diferencia en la de los demás.
En mi camino hacia la libertad, he hecho varios, si no es que muchos tipos de terapias. Como comenté en algún momento, iba por la vida buscando respuestas a preguntas existenciales acerca de mi ser que me mortificaban mucho. La realidad es que ya no me gustaba quién Yo era, y quería ser mejor (o diferente, no sé).
Gracias a mi Divinidad hubo alguien que me recomendó ir a una terapia grupal, de esas como las que hay para AA (Alcohólicos Anónimos). Son grupos de apoyo en donde lo que se hace es darle a la gente un ambiente seguro para ventilar sus preocupaciones o problemas. En otro post me referiré a que significa seguro y en qué consisten éstos grupos, pero básicamente fuí y (como literalmente, ya no tenía nada que perder), seguí yendo; al final del día era gratis y me quedaba cerca de la casa.
Codependencia emocional: Tres consejos para el desapego

No debo recordarles que pienso que ha sido la mejor decisión de mi vida. Honestamente, el programa de los 12 pasos es la mejor herramienta que he recibido de las alturas. Pero cuando inicié, no fue fácil. El programa es milagroso, pero sólo cuando uno quiere hacerlo «obrar» esas maravillas que se esconden para uno cuando se decide salir del área de confort.

Por otro lado, de lo que les quiero hablar del desapego. Ésta es una palabra que tiene varias definiciones en los diferentes diccionarios que visité, y hay unos en los que ni siquiera la encontrás, como el diccionario de la RAE. No obstante, el desapego existe y es real; como lo definiría Melody Beattie (la web está en inglés), en su libro «Ya no seas codependiente», parafraseando el desapego no es:

«un alejamiento frío, hostil; no es aceptación resignada, ni una manera robótica de ir por la vida. Tampoco es una ruptura.(…) El desapego se basa en la premisa de que cada persona es responsable de sí misma. (…) vivir el momento. Permitir que en la vida se den las cosas por si solas en lugar de forzarlas y tratar de controlarlas. Renunciar a los remordimientos del pasado y miedos por el futuro»

El desapego es:

«una saludable neutralidad (…); significa que aprendemos a amar, a preocuparnos y a involucrarnos sin volvernos locos. Dejamos de crear un caos en nuestra mente y en nuestro medio ambiente. Cuando no nos hallamos reaccionando de un modo ansioso compulsivo, nos volvemos capaces de tomar buenas decisiones acerca de cómo amar a la gente y de cómo solucionar nuestros problemas»

¡Qué difícil cuando uno ama a esa persona que tanto daño le hace!. Pero hay que recordar que el daño nos lo hacemos nosotros mismos cuando tratamos de cambiar a los demás, o la realidad que vivimos. Por eso, nos sugieren 3 pasos, partes o ideas de hacerlo utilizando el acrónimo HOW:

  1. Honestly: honestamente. Siendo honestos acerca de nuestros sentimientos, de dónde vienen, ¿porqué?.
  2. Openly: abiertamente. Abriendo nuestra mente y corazones a la realidad con la que vivimos, saliendo de la negación y abiertamente aceptando nuestra ingobernabilidad.
  3. Willingly: con voluntad. Con un fervoroso deseo de hacerlo, una voluntad inquebrantable de levantarse cuantas veces nos caigamos. De consumirnos cada vez que sea necesario.
Codependencia emocional: Tres consejos para el desapego
No nos va a salir a la primera, pero no somos perfectos. Esto es una lucha diaria que requiere de FE (en éste post anterior hablé un poco acerca de la Fe).
Te invito a nunca desfallecer, somos muchos en ésta lucha diaria, más de lo que imaginás. Por eso, si te gustó éste artículo, compartílo para ayudar a más y más personas a encontrar su punto de equilibrio en ésta eterna lucha contra nuestros pensamientos.

Con mucho cariño,

Antonella.
Renaciendo de entre las cenizas todos los días

Related posts

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *